23 de diciembre de 2015

Rosa empolvado para una delicada boda primaveral

La boda de Silvia y Leo fue una boda íntima y muy cuidada en todos sus detalles. Una boda en plena primavera, repleta de flores en tonos pastel y llena de bonitos detalles en rosa empolvado.

Aunque la pareja ya convivía desde hacía seis años, o quizá por eso mismo, no dejaron al azar ni un detalle de su boda con el afán de obsequiar a su círculo íntimo con un fin de semana para no olvidar y con una boda distinta en Masía Durbá.

La pequeña hija de la pareja, Irene, eligió el color de la boda... rosa (no podía ser otro, es su color favorito). Así que donde hay capitán, no manda marinero; y sus deseos se hicieron realidad.

Para la ceremonia Silvia deseaba un vestido corto pero de novia y como no encontraba nada que le encajara, se lo hicieron a medida y según su idea. El resultado no puede ser más delicado, sencillo y elegante. Unos estilosos zapatos en tono nude completaron su look de novia. Leo estaba espectacular con su perfecto traje azul también a medida, sus tirantes y su boutonnière a juego con el ramo de Silvia. El color de su traje fue el secreto mejor guardado de la boda.

Para el banquete y aunque la boda era íntima, la pareja eligió un sofisticado menú boda cóctel que incluía una bonita mesa buffet de jamón ibérico, sabrosos quesos de la Sierra de Espadán y embutidos y cocas comarcales. Desde el principio tuvieron claro que la suya iba a ser una boda muy familiar y distendida pero que no iba a faltar de nada.

En cuanto a la decoración de la ceremonia, Segorflor, nuestra floristería de cabecera, nos obsequió con un bonito montaje rústico con balas de paja y un arcada de forja muy vintage. Todas las flores eran campestres y en delicados tonos rosáceos. Y un atardecer en Masía Durbá...de esos que encargamos especialmente cuando tenemos boda.

La zona de la fiesta en la piscina se completó con un photocall, decorado con un banner con los nombres de los novios y espectaculares rosetones de papel vintage. Barra libre y baile hasta la madrugada.

Los invitados comieron, bebieron, se bañaron, se alojaron en la masía... y aún hoy muchos recuerdan la boda de Silvia y Leo como la mejor boda a la que nunca asistieron.

Pero como siempre os dejamos con las fotos oficiales del enlace, las espléndidas imágenes de Galart Fotógrafos. Aunque vemos muchas bodas y fotos de la masía, estas nos han impactado especialmente. Quizá sea la luz de mayo. Juzgad vosotros mismos.

























22 de diciembre de 2015

Los novios opinan: Silvia & Leo



1.¿Por qué motivo elegisteis Masía Durbá para vuestro enlace?

Buscábamos un entorno especial, para celebrar una boda íntima. Y fue difícil encontrarlo, ya que no en todos los sitios están dispuestos a celebrar una boda para 30 personas. Y un día buscando en internet nos encontramos con la página de Masía Durbá, y nos encanto nada mas verla, nos gusto todo: la Masía, el entorno…todo. Y cuando vimos el blog y vimos las diferentes bodas que se habían celebrado, lo tuvimos claro. Fuimos un fin de semana y quedamos enamorados del sitio, era perfecto y el trato fue buenísimo. Todo lo que queríamos estaba allí, así que la decisión estaba tomada.

2. ¿Cuál fue el momento más emotivo/divertido del día? ¿Qué anécdota os gustaría destacar?

Destacaría, como momentos emotivos, la lectura de mi hermana y de mi sobrino. Fue algo que nos llego mucho. Así como el momento del vídeo que nos pusieron, no nos lo esperábamos y nos emociono muchísimo. Y luego por supuesto la fiesta, bailamos hasta no poder mas. Fue muy chulo el ambiente de la piscina por la noche, con el photocall, la barra libre y la música. No querías que terminará nunca.

3.¿Qué consejo les daríais a las futuras parejas que están pensando en casarse en cuanto a la organización y preparativos de una boda?

No puedo dar consejos, porque organizar mi boda fue fácil. Lo que más me costó fue encontrar el sitio, el resto al ser una boda familiar fue muy fácil. Lo que nos resultó de gran ayuda el día de puertas abiertas para novios que se celebra en la Masía, porque allí pudimos ver todas las posibilidades que ofrecía la masía, y vimos como trabajaba Segorflor. En cuanto a los motivos nos gustó mucho las propuestas que nos hicieron en la Masía, y destacaría también su disposición para aceptar cualquier propuesta en la decoración por nuestra parte.

4. ¿Cómo resumiríais vuestra boda en la masía?

Fue una boda de ensueño, el tiempo fue perfecto, la masía estaba súper bonita, la ceremonia fue muy romántica y la decoración de la piscina quedo impresionante. El menú tipo cóctel estuvo genial, a los invitados les gusto muchísimo la comida. Por la noche el ambiente de la piscina fue muy acogedor y lo pasamos muy bien. Pero no todo termino ahí, al día siguiente nos levantamos y disfrutamos de la piscina, se estaba de maravilla, y así hasta la hora de comer. Comimos un arrocito que estaba buenísimo y nos vino bien para calmar la resaca. Y así terminó un fin de semana perfecto. Que todos recuerdan como la boda mas bonita en la que han estado nunca.
Sin duda el mejor sitio que podíamos haber elegido.




6 de agosto de 2015

Una boda boho-chic a todo color

Alegre, fresca, desenfadada, muy veraniega. Así fue la boda de Neus y Guillaume. Una boda que tuvimos que planificar a más de 4.000 Km de distancia, porque esta pareja reside al otro lado del Atlántico, en la preciosa Isla Margarita, en el Caribe.



Casados ya civilmente en aquel país y padres de un hijo, su ilusión era poder celebrar su boda junto con su familia y amigos. ¿Y dónde? A medio camino entre el Caribe y Francia: en Masía Durbá.

Esta boda se gestó vía internet. Decenas de correos electrónicos y sólo un par de visitas a la masía para confirmar la boda y el menú. Neus y Guillaume tenían muy claro el estilo de su boda. Colores veraniegos y alegres: rosa fucsia, naranja y amarillo. Colores vibrantes. Nada de colores pastel- nos dijo taxativamente Neus.

Una boda bohemia, pero con un toque “chic”. Vendrían muchos amigos de Guillaume desde Francia y la boda iba a ser muy larga, tenían muchas ganas de verse y de compartir. Un fin de semana largo para disfrutar en la mejor compañía.

Neus y Guillaume són una pareja tranquila. A Neus le encanta coser, diseñar ( el vestido de novia lo diseñó Neus y fue confeccionado por una modista; y el tocado lo hizo ella misma), cocinar y la naturaleza. Guillaume disfruta pescando, jugando en la playa con su hijo y practicando malabares. No iba a ser ésta una boda encorsetada.

La ceremonia iba a ser oficiada por la tía de Neus y un amigo de Guillaume simultáneamente en valenciano y francés, y así se redactaron los coloridos programas para que todos los invitados pudieran seguirla.

Una boda con sabor internacional, con invitados venidos de muy lejos. Un altar muy romántico, de película. Unos novios felices al ver cumplido su sueño: el sueño de una noche de verano.

Emotiva ceremonia con un cuarteto de cuerda interpretando el tema central de la película “Amèlie” para que la novia hiciese su entrada del brazo de su padre. Un momento emocionante.

Y sorpresa mayúscula tras la ceremonia, cuando todos los invitados se arrancaron a bailar sobre el césped al son de una canción del grupo “Queen”. Un flash-mob que dejó sin palabras a los novios!!

Mucha música también durante el banquete. Invitados que cantaron “a capella” o acompañados por una guitarra para obsequiar a los novios.

Y al caer la noche un mar de farolillos de colores decoraban la masía. Un toque festivo y muy mediterráneo.

Y para terminar la fiesta hasta el amanecer. Cócteles, malabares, bromas de los amigos... y un novio que acabó en la piscina -como no podía ser de otro modo- “cazado” por sus amigos.

Photocall y mesa dulce en los tonos de la boda. No faltó de nada para una boda perfecta.

Sólo puedo decir que disfrutamos mucho con esta boda. Una pareja preciosa, una familia encantadora y unos invitados entregados a la diversión que lo dieron todo. Una noche increíble y una boda inolvidable. Disfrutad de las imágenes.



5 de agosto de 2015

Los novios opinan: Neus & Guillaume



1.¿Por qué motivo elegisteis Masía Durbá para vuestro enlace?

Mi tía celebro su aniversario en la Masía, el sitio me encantó. Ese día les dije a toda la familia que si algún día nos casábamos seria allí!

2. ¿Cuál fue el momento (o los momentos) más divertido del día?

Hubo muchos , nos reímos especialmente con el abuelo Enrique, que lo dio todo, que se lo paso y nos lo hizo pasar en grande! También fue muy divertido cuando descubrimos las fotos del photocall, los invitados se tomaron el juego muy en serio!

Durante la ceremonia nos emociono mucho el hecho de que hubiera un cuarteto que
tocaba en directo, eran nuestras primas, y fue un regalo-sorpresa de su parte. Al final de
la ceremonia enseguida empezó el ambiente festivo con mi hermano y mis primas que
lanzaron un flash-mob muy divertido con el resto de los invitados.

3. ¿Qué consejo les daríais a las futuras parejas que están pensando en casarse en cuanto a la organización y preparativos de una boda?

Que empiecen lo antes posible, sobre todo si viven lejos, así tendrán el espíritu tranquilo lo antes posible! Quisiéramos remarcar el hecho de que en Masía Durbá se ocuparon muy bien de todo desde el principio hasta el final, y que todo fue como la seda. En ningún momento del fin de semana tuvimos que pensar en nada relativo a la preparación y desarrollo de la fiesta.

4. ¿Cómo resumiríais vuestra boda en la masía?


La boda para nosotros es un recuerdo realmente bonito y entrañable. Creemos que no la podríamos haber soñado mejor.



3 de junio de 2015

Una boda que fue una fiesta (2ª parte)

¡Pero qué boda más chula! ¿Pero qué bien que se lo pasaron, no? Estos son los comentarios que más he escuchado desde que os mostré el trailer de la boda de Mariajosé y Kike. Y seguro que os habéis quedado con ganas de ver más, porque eso es lo que tiene ver un buen trailer... Pues aquí está por fin el reportaje de la boda. “Mañana te envío las fotos” me dijo el fotógrafo, Pablo Latorre, el día de la boda. “Solo hago un disparo y no retoco”, me quedé estupefacta. Pero aquí está el resultado: más fresco, espontaneo y comunicativo imposible.

Pero vamos al principio. La novia, Mariajosé, desayuna en su casa, una tila y una cerveza! Y dice que no está nerviosa...Sólo seis meses para planificar una boda con tantos invitados, sorpresas y detalles como tenían pensados no era tarea fácil. En estos meses Mariajosé ha devorado páginas de internet. Pinterest es una maravilla. Y ha contado con tres grandes aliadas: Rosana Daries -Daygo Events-, la complicidad de su hermana y de su amiga Mireia que la han ayudado con muchos de los detalles de la boda; y la diosa fortuna que la trajo hasta Masía Durbá cuando ya pensaban en retrasar la boda.

En la Masía la espera el novio. Los invitados comienzan a llegar. Desde la ventana de la Suite Java Kike, impecable con su traje de Armani, los observa nervioso. Quiere que todo salga perfecto. Es su día. Repasa los votos que él mismo ha escrito tal y como Mariajosé y él han acordado. ¿Qué habrá escrito ella?- se pregunta. Serán una sorpresa mutua.
El coro en el que canta Mariajosé -Veus en l'aire- comienza a ensayar las piezas que han elegido con ella, y montado “ex-profeso” para esta boda. La novia también cantará, al final de la ceremonia, para el novio, pero Kike no sabe nada, es otra sorpresa.
Mariajosé canta y también le encanta bailar. Asiste a clases de lindy hop, un baile de los años 40... Lo que no sabe tampoco es que Kike la va a sorprender a mitad del baile nupcial con unos pasos que le han enseñado para la ocasión sus mismos profesores de baile.
Y los invitados...ellos también van a bailar. Han preparado una coreografía sorpresa para los novios “Love is in the air”. Todos van a bailar. Y cuando digo todos (y son muchos), quiero decir todos. A los novios les va a les va a encantar. Lo saben.

Pero... shhhh! aquí llega la novia. El vestido de La Boheme, es precioso. La falda está llena de pinceladas de pintura blanca que brillan al sol. Una chica valiente y original, se ve en el color de barra de labios que ha elegido: el rojo.
Las voces de Veus en l'Aire resuenan en la Masía que se ha vestido de gala para la ocasión. Multitud de detalles decorativos inundan sus jardines. Música, mucha música por todas partes, hasta en las partituras musicales para envolver los pétalos que los invitados les lanzan al finalizar...Y comienza la fiesta. Esta boda va a durar tooooodo el día, así lo anuncian los programas impresos en los pai-pai con que los invitados se refrescan. Un día radiante de junio. Mariajosé y Kike no pueden parar de sonreir...

Cóctel, banquete nupcial bajo una carpa, bailes, sorpresas, un menú espectacular, canciones y alegría durante toda la comida que termina con una preciosa tarta coronada por unos originales muñecos de galleta. Y más música. Mucha música. Primero un DJ, después la actuación de La Furia. A los novios les encantan las verbenas, así que en su boda tenían claro que no podía faltar una. Y otra vez el DJ... y al final los propios novios pinchando. ¡ Dios, cuánta juventud y cuánta marcha! ¡Cuántos amigos y cuánta salud! ¡Son inagotables! ¡Y mañana volverán a almorzar con los novios! Pero eso será mañana...

Y no hace falta que yo os cuente nada más, porque las imágenes de esta boda hablan por si solas. Shssss! Aquí llega la novia...

















2 de junio de 2015

Los novios opinan: Mariajosé y Kike

 1.¿Por qué motivo elegisteis Masía Durbá para vuestro enlace?

No somos de planificar las cosas con demasiada antelación, y nuestra boda no iba a ser menos. En menos de seis meses pretendíamos organizar lo que la gente tarda un año mínimo. Teníamos tomada la decisión pero encontrar lugar nos costó más de lo que imaginamos. Queríamos algo muy concreto y todo lo de nuestra zona tenía todo completo. A la desesperada y a punto de aplazarlo, decidí buscar hacia el norte. No sé cómo descubrí la página de la masía. Me enamoré de ella con la primera foto. Era justo lo que queríamos. Sólo faltaba averiguar disponibilidad y...sorpresa...justo la fecha perfecta. Creo en el destino y, obviamente, ese era el lugar donde debíamos casarnos.


2.¿Cual fue el momento más emotivo del día?

También fue un día cargado de emociones...que tus amigos salgan a leer durante la ceremonia no tiene precio. Y a los invitados en general les emocionó mucho la ceremonia y cuando le canté por sorpresa a Kike la última canción antes de caminar juntos como matrimonio...a él también. Para mí fue muy emotivo entregar a algunos de mis invitados una detalles que llevaba preparando desde hacia tiempo...recreé (con una polaroid) ese mismo día una foto antigua con cada uno de ellos y luego les regalé las dos en un bonito papel de scrapbook y dedicatoria...cuando les pedía que se pusieran conmigo en una foto de una manera determinada no entendían nada...ver sus caras al ver el resultado final fue muy gratificante.


3.¿Qué consejo les daríais a las futuras parejas que están pensando en casarse en cuanto a la organización y preparativos de una boda?

Que intenten preparar una fiesta que agrade a todos. No hay nada mejor que ver como tooodos tus invitados disfrutan. Qué disfruten ellos cada momento previo porque el día en sí pasa volando, y eso que nuestra boda duró más de 24 horas! Y que deleguen!!!

4. ¿Cómo resumiríais vuestra boda en la masía?

Sencillamente perfecta. El día más feliz de nuestras vidas!






21 de abril de 2015

Reportaje Jornada para Novios 2015 "Masía Durbá inspira tu boda"

Hoy por fin os podemos mostrar el reportaje completo de nuestra primera Jornada de Puertas Abiertas para Novios celebrada el pasado 28 de marzo. Fue un día lleno de luz de la recién estrenada primavera; y la masía estaba espléndida.  Un día pensado para inspirar vuestra boda, para conocer los espacios y posibilidades que ofrece la masía a la hora de hacer realidad el sueño de muchas parejas: celebrar  una boda natural y diferente.

 Tres ceremonias montadas en diferentes estilos, la suite nupcial decorada, exposición de centros florales y minutas personalizadas Masía Durbá, maravillosos vestidos y complementos de novia, exhibición de maquillaje y peluquería nupcial, joyería, papelería de boda, detalles, photocall y mesa dulce, música en vivo... 

Las parejas asistentes llegaron con una puntualidad casi británica, fruto del interés despertado por el evento. Hubo visita guiada por grupos por las diferentes instalaciones, suelta de globos en la piscina y degustación de un estupendo cóctel. Pero seguro que estáis deseando ver las imágenes...

Gracias otra vez a todos nuestros proveedores invitados, sin los cuales hubiera sido imposible organizar el evento. Y a todas las parejas asistentes sólo os diremos una cosa: ¡nos vemos muy pronto!  



Iniciales gigantes blancas de Irene Complementos dando la bienvenida a los invitados a los pies del gran ciprés centenario



La ceremonia más íntima, la del patio enclaustrado, estaba decorada en rosa y marsala, el color estrella de las bodas 2015 segun Pantone. El resultado no podía ser más delicado y romántico. Un precioso trabajo de Segorflor. 












Divertidos columpios decorando la olivera de la entrada

17 de enero de 2015

Una boda que fue una fiesta.

¿Se puede organizar una gran boda, con más de 250 invitados, llena de encanto, detalles, sorpresas, una novia que canta, un coro, un DJ, una banda brutal, conseguir que toooodo el mundo se lo pase pipa y convertirla en la fiesta perfecta? YES, WE CAN!

Muy pronto os mostraré el reportaje fotográfico, que me encanta, pero no puedo esperar más para mostraros el vídeo de esta preciosa y divertidísima boda. Las imágenes lo dicen todo. Sencillamente espectacular.




9 de enero de 2015

Inspiración: una sesión pre-boda entre almendros

Seguro que muchos de vosotros con el nuevo año ya estáis pensando en llevar a cabo vuestra sesión de fotos pre-boda. ¿Sois de mar o de montaña? Nosotros, está claro, somos de montaña.

Hoy os queremos mostrar una sesión de fotos entre almendros en flor. Los almendros, dependiendo de la variedad, florecen anunciando la inminente llegada de la primavera, cuando las mañanas aún son frías y el cielo está despejado, con ese azul limpio, un azul fresco que casi se puede respirar en estas fotos.

A veces la belleza de lo que nos rodea, de aquello que nos es cercano, de tan sencillo casi se nos escapa. La floración del almendro es rápida y casi efímera. Sólo durante unos días podemos contemplar esta belleza que año tras año nos sorprende. Aprovéchala para tu sesión pre-boda. Masía Durbá está rodeada de almendros...

 El reportaje es de Miguel Bolaños. Un trabajo precioso.
 ¿Y tú ? ¿Mar o montaña? 








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...